martes, 23 de marzo de 2010

Te lo digo en serio: creo en la fidelidad...

                                                                   Naaaaa, más bien has de tener el pito chiquito.